Tarot vehiculo de magia

Uno puede ver muchas personas en los parques o en otros sitios haciendo tiradas de tarot, pero la verdadera tirada, hecha con consciencia debe ser realizada en total concentración, en un ambiente cerrado y preparado a tal efecto.
Conviene, diría que es imprescindible, una vela encendida, puede ser de color blanco, rojo o violeta, el tarotista elejirá el color de la vela según su sensibilidad en ese día.
Dos sahumerios encendidos, puede usarse incienso, mirra o sándalo. Yo prefiero el sándalo importado de la India, puede ser cualquiera pero si es sándalo Wood mejor. Se saumean los naipes, el pañuelo donde se guarda el tarot y que se extenderá sobre la mesa.
Se deja un sahumerio sobre la mesa y otro al lado de la puerta por donde entra y sale la persona. Algunos tarotistas se acompañan de una figura religiosa o simbólica durante sus tiradas.

Recomendación muy especial: las cartas del Tarot no se prestan ni se dejan manosear por nadie, excepto para el corte en la tirada. Deben guardarse en su caja, envueltas en un pañuelo de seda o tela semejante, luego en una caja de madera. Deben permanecer guardadas en las proximidades de la cabecera de la cama del tarotista, no más allá de dos metros.

Más adelante les indicaré como se realiza algún tipo de consagración cuando son nuevas. Y abordaremos algúna sencilla experiencia de magia para enderezar el camino.

Recuerden esto, el Tarot es un vehículo o instrumento de Magia, las manos del tarotista el instrumento que guía el vehículo.