Reglas de oro de una tirada de Tarot

A continuación voy a ennumerar algunas reglas que considero de valor vital para la correcta utilización del Tarot.
Regla 1) Nunca se preste para una tirada de cartas de Tarot para curiosos o amigos que deseen ver sus habilidades. Recuerden siempre que el Tarot es regido por un espíritu.
Regla 2) En una tirada con arcanos mayores y menores, los arcanos mayores surgidos tienden a cumplirse con efectividad por su valor simbólico y fuerza energética.
Regla 3) No agregue a la tirada más cartas de las que inicialmente indica la tirada. Aquello que no pudo ser leído con las cartas que posee, no podrá ser leído. El oráculo ya habló. Recuerde que la cruz celta, por ejemplo, tiene un número determinado de cartas y así fue creada por un iniciado.
Regla 4) No formule la misma pregunta para diferentes métodos de tiradas de un mismo consultante. Se aplica la misma razón que en la regla 3.
Regla 5) Si la interpretación realizada no satisfaciera demasiado al consultante, prométale que en dos o tres días más, hará otra consulta en su ausencia y le notificará si hay algún cambio o si se ha agregado algún elemento. Tener en cuenta que el consultante también aporta su energía positiva o negativa a la tirada, y en algunas oportunidades ejerce algún tipo de influencia.

En el próximo post veremos la tirada astrológica, o tirada de las doce casas astrológicas, y el respectivo significado de cada casa.