El Arcano mayor: El Emperador

El Emperador

Para concluir con nuestro viaje por los 22 arcanos mayores del Tarot Rider, hoy trataremos el arcano IV llamado El Emperador.
Es el rey Salomón al que se recuerda por su sabiduría, poseía un don divino que incluía habilidades mágicas y proféticas, incluso le fue entregado por Dios un anillo mágico que le daba control sobre los elementos, las criaturas y los espíritus. En la mitología del Santo Grial, él es el ancestro del piadoso sir Galahad. Para los templarios fue un patriarca cuya figura inspiró en gran parte su propia fe: el templo salomónico.
La labor del Emperador es la del gobierno activo, su intervención es para poner orden en el caos y refrenar los impulsos indisciplinados. Lúcido y eficiente es la opocisión exacta al arcano La Emperatriz. Es el tipo de gobernante ideal, que siente una compasión tan intensa por su pequeña o gran familia, que esta siempre dispuesto a sacrificarse a si mismo por el bien de todos.

El Emperador el gran rey del mundo inferior y el arquetipo de la dominación. También figura como El padre. Como un agente de la Presencia de Dios en nuestro interior, controla el punto de energía a través del cual desembocan los poderes irradiadores y magnéticos. Cuando se expresa en un individuo, los atributos positivos , como son la vitalidad y una fuerte capacidad de decisión ante cada situación siempre confía en la Voluntad de Dios.
En trabajo: Ejecutivo con dones de mando. Premios a la tenacidad.
En dinero: Fluye generosamente, hay reservas. Buena administración, no gasta en cosas superfluas.
En amor: Buen amante y consejero, mantiene unido y protegido a su grupo.